Bendiciones

Por favor lea lo que presentamos en el link o lea mas abajo

https://drive.google.com/file/d/1cFSVfXkAkeCNH3uujiZOLvFWL00jElyK/view?usp=sharing

recuerde nuestro número de contacto, solo whatssap de texto 387-4822730

BENDICIONES

Las bendiciones son una proclamación y confesión de FE. Además es un “decir bien”

El agua bendita y el signo de la cruz recuerdan nuestro Bautismo, y al echar agua bendita o hacer la señal de la Cruz recordamos en nombre de quién hemos sido Bautizados, a quién nos confiamos, en quién confiamos.

Y nuestro compromiso como hijos del Padre de nuestro Señor Jesucristo y discípulos y apóstoles de Jesús, es vivir toda la realidad y todas esas realidades (objeto, medallas, estampas, casa, auto, imagen, etc.) como signos de su Presencia y de nuestro compromiso.

La bendición no posee ningún poder mágico, solo verifica en signos nuestra Fe y nuestra renovación de la FE.

Como Jesús cuando tomó el pan y los pescados y levantó los ojos al cielo; ese gesto conecta el fino pero fuerte hilo de la Fe y la Confianza con el Padre.

Por eso el lugar más propio de las bendiciones son la Santa Misa y más propiamente la bendición final de la Misa que es el gesto más poderoso de bendición ya que confirma nuestra FE proclamada y confesada al participar de la Comida con Jesús, hagan esto en memoria mía; y el ser enviados como apóstoles a vivir todas esas realidades según Dios.

Los invitamos a participar de la S. Misa de horario de la Parroquia y recibir la bendición final donde todos sus objetos, estampas, medallas, todo queda bendecido.

No es necesario desenvolver ni exhibir lo que uno desea que sea bendecido, la bendición del Señor llega a todos lados, al fondo del saco, al fondo de la cartera, a nuestras casas; y de hecho el cristiano que participó de la S. Misa lleva la bendición de la Presencia de Jesús a su casa.

Recuerden también que como lo realizamos en el Bautismo, los Padres y Padrinos pueden y

deben bendecir a sus hijos y ahijados todas las veces que puedan.

            Los esposos pueden bendecirse mutuamente, el esposo a la esposa y viceversa, bendecir a los abuelos, a los niños; al que sale de la casa, al que va a trabajar, son gestos simples que por el Sacerdocio Común de los Fieles podemos y debemos realizar. Unir cada cosa de nuestra vida al Señor.

Rueguen por el compromiso laical  desde sus familias para que tengamos Comunidades fuertes y  por el aumento de las vocaciones sacerdotales también  desde sus familias; y plantear a los niños y jóvenes la posibilidad de la Vocación Sacerdotal y si se da animar y sostener.

Colabore con el sostenimiento de la Obra Evangelizadora de la Iglesia colaborando con su Comunidad en personas, talentos, tiempo, bienes y dinero. Siempre será oportuno que hable con el Párroco de su Parroquia y ofrezca un aporte permanente que permita a la Comunidad sostener iniciativas a largo plazo.

Pquia. Ntra. Sra. De la Candelaria- Iglesia La Viña

BENDECIDA:                          25 de marzo de 1886

CONSAGRADA:                      10 de julio de 1904

Por Mons. Matías Linares el 10 de julio de 1904. El altar mayor contiene las reliquias de los Santos mártires Venusto y Venusta, Urbano y sus compañeros. Presencia de gracia, ternura y misterio, fuerte, bella y luminosa en la historia, en la cultura, en la sociedad, en la vida de Salta  ayer y hoy al servicio del Reino de Dios y su justicia.

Scroll to Top