Reconciliación

Por información haga click en el link siguiente o leer mas abajo

https://drive.google.com/file/d/1Okeu3v_pRo5-GmEdsn8dZmTX5G5xdar8/view?usp=sharing

call center de martes a domingos de 9 a 20 hs. en solo whatssap de texto en 387 -4822730

SACRAMENTO de la RECONCILIACIÓN

Es una de las formas de la gracia de Dios, ofrecida a través de los Sacramentos de la Fe.

Forma parte de uno de los cuatro pilares de la Fe:

  • ORACIÓN y
  • PALABRA DE DIOS
  • SACRAMENTOS (especialmente Eucaristía y Reconciliación) y
  • CARIDAD

Como su nombre lo indica, son los signos eficaces que Jesús nos ofrece y que libremente asumimos para expresar nuestro deseo de RECONCILIARNOS CON DIOS y con los HERMANOS, en la IGLESIA.

Sabemos también, que el Señor nos toma muy en serio en nuestra respuesta creyente, para entablar con nosotros, con cada uno y con su Pueblo, un diálogo de amor que se fundamenta en la dignidad y en la libertad, que como hijos de Dios tenemos.

Por otra parte, gracias al Espíritu Santo que se expresa en la Iglesia, así por ejemplo en el Concilio Vaticano II nos ha permitido crecer en la Verdadera Vida en Cristo y afirmar que no podemos reducir ese

Sacramento a lo que antes se llama solo “confesión” y donde el acento estaba más en decir los pecados que mirar, recibir y disfrutar de la misericordia de Dios.

Tampoco podemos reducirlo a una simple descarga de tensiones psicológicas, o al hecho de cumplir la penitencia. El Sacramento de la Reconciliación es mucho más que eso.

Recordemos las 5 actitudes para Celebrarlo bien:

  • Examen de conciencia, si se hace en torno a algún texto bíblico mejor
  • Dolor de los pecados
  • Arrepentimiento y propósito de enmienda
  • Confesión de los pecados ante el Ministro que hace presente a Cristo y representa a toda la Comunidad Iglesia.
  • Cumplir la Penitencia como signo de Conversión.

De todo esto lo más importante es comenzar una vida nueva sobre el fundamento y motivo que es la ternura de Dios experimentada en el Encuentro de Reconciliación.

Esto implicará recomponer el daño realizado, si así fuera, y el propósito actual y peno de vivir en la verdad, en la justicia; no sólo evitando el mal, sino haciendo todo el bien posible en nombre de Dios.

Para dicho Encuentro de Celebración del Sacramento es necesario que acordemos día y hora a fin de tener el tiempo suficiente de hacerlo dignamente. No a las confesiones “express”. Si a un itinerario espiritual, actitudinal desde la Palabra de Dios que ilumina y con el acompañamiento del Sacerdote, que representa a la Comunidad Iglesia y actúa en nombre de Jesucristo nuestro Señor.

Scroll to Top