Parroquia
Nuestra Señora de la Candelaria
de La Viña

Arquidiócesis de Salta - Salta - Argentina

Noticias y Novedades de la Parroquia

18-02-19 | Noticias - Novedades

LOS OBJETIVOS DE LOS GRUPOS DE AYUDA MUTUA.

En términos generales, los objetivos de los grupos de ayuda mutua se pueden resumir en cuatro puntos fundamentales:
1. La catarsis a través del apoyo emocional: en el grupo no solo se permite el intercambio de emociones, sino que se alienta como un camino necesario para una recuperación gradual.
Los participantes pueden llorar, expresar sentimientos de culpa, dar voz a las decepciones, reírse de su comportamiento.
Sacar lo que es triste o amargo es una forma de aliviar el dolor y hacer circular las energías emocionales, a fin de prevenir la depresión, lo que podría agotar la vitalidad de una persona.
La libertad de expresarse sin sentirse juzgado favorece la caída de las defensas psicológicas y promueve la interacción entre los miembros.
2. Comunión a través de la socialización de los heridos: inicialmente, la decisión de formar parte del grupo es, para muchos, delicada y difícil. Requiere el coraje de salir de su caparazón, superar sus reservas o prejuicios, confiar y confiar en el poder curativo del grupo.
En el interior se pueden encontrar las diferentes caras de la humanidad herida: lo que une estas diferencias es la conciencia de un problema que une y se convierte en un estímulo para dar y recibir.
En cierto sentido, el grupo se transforma en una segunda familia, que se sostiene en las etapas iniciales de duelo y, con poca frecuencia, promueve el nacimiento de nuevas amistades.
3. Crecimiento a través del aprendizaje mutuo: compartir y comparar con otros permite a los miembros aprender valiosas lecciones de vida y descubrir diferentes formas de reaccionar ante el sufrimiento.
El grupo se transforma en una escuela que educa para desarrollar positivamente las crisis y crecer en sabiduría y humanidad.
Escuchando las diferentes experiencias, la observación de las actitudes de otros, la lectura introspectiva del dinamismo relacional, informamos a los participantes sobre las formas diversificadas de vivir las condolencias, sobre las diferentes
Estrategias adoptadas para enfrentar la soledad, comunicarse en familia y hacer buen uso del tiempo libre.
4. El desarrollo de la autoestima a través del desarrollo de habilidades: el valor terapéutico del grupo consiste en ayudar a los participantes a restablecer el control sobre sus vidas y el desarrollo de habilidades para hacer frente a los desafíos diarios.
Los signos de esta autoestima gradual son la capacidad de confrontar a los demás, de creer en uno mismo y de afirmar los propios dones, la recuperación del deseo de vivir, el vestirse de la esperanza.
El grupo no es una muleta para la vida, sino un puente: aquellos que participan, después de haber obtenido la ayuda que necesitan, están llamados a volver a sumergirse en la vida y en la sociedad, atenuados y fortalecidos por su experiencia.
En el grupo, los participantes se convierten en "compañeros de viaje", un viaje que los une en el dolor y que ahora los abre a la fertilidad.
Muchos vienen a ayudarlos, luego se quedan para ayudar.....
P. Arnaldo Pangrazzi


CAMINO DEL DUELO
sepNoticias

t

Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria de La Viña

Alberdi 485- TEL. 4213237 - Arquidiócesis de Salta - Salta - Argentina